Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más consejos de cómo viajar con niños en trayectos largos

Cuando viajamos en trayectos muy extensos nos cansamos demasiado y sobre todo los niños, muchas aerolíneas ofrecen juegos y servicios para la recreación de los niños, hay viajes que son sumamente largos y pueden llegar a durar más de diez (10) a doce (12) horas por lo que se puede sufrir de dolor de oídos por la presión que los aviones ejercen al momento de la compresión de aire en la cabina y no es de extrañar que los niños sean los más afectados.

Si tienes hijos y deseas viajar hacia un destino al cual el vuelo dure muchas horas es importante que tengas en cuenta los siguientes tips:

Siempre debemos tener encima un calmante para los oídos, la presión causa dolor en las orejas y muchos de los niños no suelen comprender por qué sucede y expresan su dolor llorando, algo molesto para todos los pasajeros y sobre todo para ellos.

Existen muchas alternativas para mantenerlos distraídos. Los video juegos son una de ellas, los libros y estar atentos a sus necesidades también podrían funcionar. Recuerda que son muchas horas en un solo lugar y si nosotros nos fastidiamos, ellos se pueden fastidiar el doble. Aerolíneas como Lufthansa, Iberia, Airfrance, KLM, Avianca entre otras ya cuentan con un servicio para el público infantil que forma parte de los pasajeros del avión, estas son unas de las mejores opciones que puedes elegir como opción para viajar con tus hijos.

Elige asientos donde puedas estar atento a ellos, los más cómodos son los del centro, son varios y todos están juntos, por lo tanto no tendrás que movilizarte mucho y el cuidado sobre ellos es mejor.

A pesar de que en los aviones ofrezcan almohadas y otras comodidades para los largos lapsos de tiempo en los que estaremos en la cabina, los niños siempre se sentirán más cómodos si tienen objetos que los hagan sentir en casa, es decir no es mucho problema tener alguna de sus mantas encima o en otro caso algunas de sus almohadas, por esto siempre es importante enseñarles que en los viajes podemos utilizar pertenencias propias adaptadas a cada situación.

Igual que nosotros, ellos deben tener ropa con la cual tengan la oportunidad de sentirse como en casa ya que son muchas las horas en la que estarán en un avión, ropa deportiva o inclusive pijamas, a ellos les parecerá divertido y no se sentirán incomodos.

Viajar en paz y tranquilidad es lo mejor para nuestros hijos y para nosotros.