Publicidad
Publicidad
Publicidad

LA QUIROMANCIA O LA LECTURA DE LAS MANOS

Esta técnica de leer las manos se remonta a épocas muy antiguas, se sabe que en las culturas griegas, fenicias e incluso egipcia se ha practicado este arte adivinatorio. Estos pueblos consideraban a las manos como un libro abierto capaz de definir la personalidad, decían qué tan confiable y como actuaría esa persona en distintos ámbitos de la vida.

Los quiromantes afirman que cada persona tiene una mano particular e irrepetible, que cuenta con una serie de señales capaces de reflejar todo el carácter y la vida futura.

Lo más común que se tiene en cuenta en el estudio de la mano son dos puntos fundamentales:

 

1) El tipo de mano:

Primitiva, es una mano grande, tosca, poco elegante y rígida en su articulación. Muestra a una persona apática, con pocos objetivos y ambiciones, conformista, lenta y un poco tozuda.

Espátula, posee un diseño curioso, con dedos generalmente planos, articulaciones poco pronunciadas y ensanchadas en la parte superior. Determina triunfo, optimismo, energía, vitalidad, impulsividad y fuerza. Agresividad, hipocresía y prepotencia.

Artística, con textura suave, estilizada, con dedos armoniosos y hermosos. Muestra excesiva sensibilidad, equilibrio, ternura, juicio. Emotividad descontrolada, personalidad inconstante y desarrollo del sentido crítico.

Práctica, posee tamaño medio, con forma cuadrada, dedos fuertes y desarrollados, tendientes a ser cuadrados. Muestra sagacidad, perseverancia, diplomacia y ductilidad. Necesidad de organización y sociabilización. Exceso de formalismo y desconfianza a todo aquello que no puede controlar.

Filosófica, con palma ancha, dedos nudosos y abultados, sobre todo en la unión con las falanges. Muestra gran capacidad gestual, deseos de comunicación, tendencia al estudio y la investigación, nobleza, idealismo, raciocinio y grandes convicciones.

Puntiaguda, es esbelta, fina con dedos lisos, y palma estrecha. Muestra capacidad creativa, poderes psíquicos y carácter místico.

Mixta, posee dedos de forma variables, el pulgar y el índice son largos y cuadrados; son puntiagudos el dedo meñique y medio. Muestra el ingenio, la laboriosidad, la tenacidad. También dispersión, falta de congruencia y mala disposición para el trabajo en equipo.

2) Los montes, son siete regiones que se corresponden con las protuberancias carnosas que se encuentran en el interior de la palma, por debajo de los dedos.

 

Monte del Sol, muestra a una personalidad sin términos medios, exuberante y generosa, cuando está bien desarrollado.

Monte de Júpiter, muestra la habilidad de relacionarse con los otros y personalidad dominante, si es redondeado.

Monte de Saturno, muestra una personalidad inteligente y de objetivos bien altos, con cierta inclinación a la soledad, si éstos están nítidamente desarrollado. Cuando no se hace evidente, marca frivolidad.

Monte de Mercurio, para su lectura se lo combina con la línea de la cabeza, si ésta es de trazo nítido, muestra inteligencia y éxitos, mientras que si esta línea es borrosa e irregular, determina desorden mental.

Monte de Venus, muestra actitudes artísticas, fuerte sensualidad y buena salud, si posee un trazado prominente.

Monte de la Luna, denota imaginación, poesía y afición por los viajes, personalidades con visiones más allá de la realidad, idealista y mental, cuando es alto y de forma bien marcada; mientras que cuando es llano o de mala forma hay falta de imaginación pero con excelente razonamiento.

Monte de Marte, si al cerrar la mano la hinchazón se produce en el nacimiento del pulgar, muestra una persona valiente, ambiciosa y tenaz, si esa hinchazón se produce debajo del dedo meñique, muestra una persona valiente moralmente, versátil pero, puesta al servicio de la humanidad.

Artículo Cortesía de Tarotalia.es

Una respuesta a LA QUIROMANCIA O LA LECTURA DE LAS MANOS